SESIÓN INDIVIDUAL DE RELAJACIÓN

Consiste en colocarse cómodamente, ya sea estirado o sentado en una silla, mientras se escucha las palabras de la persona que dirige la relajación, habitualmente, acompañado de una música suave. Lentamente el cuerpo se va soltando y la tensión se disipa, la respiración se hace más profunda y regular, y la mente se apacigua, entrando en un estado de relajación o calma profunda.

1 ª SESIÓN (45 a 60 MINUTOS )

  • Se realiza un historial.
  • Se realiza la relajación guiada.

ACTUACIÓN

Los efectos de una correcta relajación son inmediatos a partir de la primera sesión, pero los beneficios físicos y emocionales serán evidentes después de varias semanas de práctica regular. Para que los beneficios de la relajación sean permanentes, la práctica debe ser diaria hasta que el estado de calma se instaure de manera intrínseca.
Reduce los síntomas de estrés (diarrea o estreñimiento, pérdida de memoria, dolores de cabeza, falta de energía o de concentración, bruxismo, insomnio...) y de ansiedad (taquicardia, palpitaciones, opresión en el pecho, falta de aire, "nudo" en el estómago, tensión y rigidez muscular, cansancio...)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR